Category Archives: Vivienda

¿Permuta Inmobiliaria?

Caracoles especuladores

Caracoles especuladores

Tras todos estos años de crisis, de respirarla día a día, de tenerla en periódicos, informativos y en todas las reuniones, poco hay que añadir sobre la explosión de la burbuja inmobiliaria. Nos dieron dinero barato y no volvimos todos locos. De lo que ha venido después es mejor no abundar pero básicamente podemos decir que encontrar financiación para adquirir vivienda se ha vuelto una misión imposible. Para eso, pero también para poner un negocio, para conseguir préstamos personales. En fin, para casi para cualquier cosa el dinero ha dejado de circular.

¿Comprar vivienda o alquilar?

Alquiler

¿Comprar o Alquilar?

Empecemos por un clásico, por citar  a Sir Winston Churchill. “Evito siempre predecir de antemano, porque es mucho más fácil hacerlo a posteriori”. Al parecer el Primer Ministro Británico tuvo frases y citas para todos los gustos. Esta me parece especialmente acertada porque resume lo que ha sido la predicción económica en los últimos años, es decir, una filfa. Lo que se daba por bueno, lo que se decía en 2007 ya no vale de mucho. Es más, sonrojaría consultar la hemeroteca y ver a mucho gurú pontificando hace unos años sobre el devenir económico y sin decir ni pío sobre las distintas burbujas que hemos sufrido. Hoy ya no tiene mucho mérito decir “yo lo dije, lo dije” y desde luego, ya no tiene mucho mérito analizar lo ocurrido.

Diccionario Inmobiliario

jorda-draculaEl lenguaje inmobiliario está plagado de tecnicismos, de términos propios que debemos conocer a la perfección. La salud de nuestras finanzas puede depender de ello.

Presentamos un pequeño diccionario para moverse con cierta soltura entre estos términos. Naturalmente cada uno de ellos tiene una descripción más larga, más complicada. Este es solo un punto de partida.

Desde Austere te animamos a utilizar también nuestra calculadora sencilla o la más compleja.

Dado que se trata de uno de los gastos más importantes que tiene que hacer frente una familia no te olvides de incorporarlo en la tabla de control de tus ingresos y gastos.