DE COMPRITAS POR INTERNET

Hola, ¿www.todosesinos.com?. El hacha descuartizadora que me han enviado no se parece nada a la de la foto.

Según se acercan las navidades y en los últimos años, internet se ha convertido en un tema obligado, como el turrón, la zambomba, las comilonas y las aglomeraciones. Según muchos comerciantes y consumidores este año parece que las compras se animan. Por un lado los funcionarios tendrán su paga extra de diciembre y por otro el público en general está más sensibilizado que nunca con los gastos. Ya no vemos con los mismos ojos los derroches. Por ese motivo está cobrando fuerza la compra por internet (el 30% de los usuarios lo hace), porque nos proporciona ciertas facilidades que no hay que pasar por alto. En primer lugar porque encontraremos precios más baratos. Las empresas que venden online no deben disponer de una gran infraestructura, ahorran ciertos costes y pueden repercutirlo en los precios. Pero es que además, desde el sillón de casa, podemos ir de comprar sin problemas de aparcamiento, sin jaleos, aglomeraciones, ni tener que pasar frío. Nos lo van a llevar a casa y además podremos comparar distintos establecimientos con un par de clicks de nuestro ratón, acudir a comparadores especializados o bien conocer las opiniones de los usuarios y las características de los productos. En algunos casos mejor que si nos lo explicase un dependiente y con la posibilidad de guardar el documento.

Todo un mundo se abre en nuestra pantalla y no tenemos porqué limitarnos a los del barrio. El comercio planetario es nuestro centro comercial y allí hay descuentos, oportunidades, compras grupales y un largo, larguísimo etc que ha llevado a muchos  consumidores a perder los papeles. Pero ojo, a otros tantos les da auténtico pavor. Vayamos por partes.

LA COMPRA. En primer lugar, nuestras motivaciones a la hora de entrar en un comercio online deberían ser las mismas que tengamos cuando estemos frente a un escaparate en la calle. La pregunta es y siempre debiera ser, ¿lo necesito?. Si no es así no gastes por gastar, no lo hagas por esa sensación placentera y efímera de consumir y estrenar algo. Está estudiado, es una quimera que va a afectar muy gravemente a tu bolsillo y a tu sensación de felicidad a largo plazo. Por muy barato que esté el producto si no lo necesitas, ni lo vas a necesitar, siempre resultará caro. Si llegas a la conclusión de que es imprescindible y está a mitad de precio tampoco es cuestión de volverse loco. Aunque parezca mentira ir de compras, acarrear bolsas y, sobre todo, pagar en efectivo, nos llevan subconscientemente a gastar menos. Tenemos más conciencia de gasto. En cambio, cuando compramos en internet no nos sucede lo mismo. Podemos gastar a manos llenas sin ver el monto total, con alegría e inconsciencia hasta convertirnos en unos compradores compulsivos… y no hace falta explicar lo mal que se lleva eso con tener una economía saneada y conseguir un ahorro.

LA FORMA DE PAGO. El medio más utilizado para comprar en internet es Paypal. 100 millones de usuarios pueden dar fe de ello. Se trata de una empresa estadounidense fundada en 1998 para procesar pagos online por medio del correo electrónico. No es un banco, no está regulado como tal, pero cobra al vendedor un pequeño porcentaje por cada transacción. Si te registras y configuras una cuenta Paypal tendrás que recargarla con dinero para poder realizar las compras. Si hubiese un acceso indebido a esa cuenta el ladrón solo podría llevarse lo que has dejado en ella. No verán tu información bancaria, ni siquiera tu número de tarjeta.

Este sería el sistema más seguro, pero naturalmente siempre podrás pagar con tarjeta de crédito o de débito tratando de cubrir todos los peligros posibles. Es el TPV Virtual o pasarela de pago, pero antes de meter los datos, preocúpate de estar en una página de compra con el protocolo de seguridad SSL (Secure Sockets Layer) que garantizará que no se interceptan en la red los datos que tecleas. Si quieres verificar que tu navegador de internet es seguro consulta en Comodo SSL.

Hola, ¿www.todosesinos.com?. El hacha descuartizadora que me han enviado no se parece nada a la de la foto.

Hola, ¿www.todosesinos.com?. El hacha descuartizadora que me han enviado no se parece nada a la de la foto.

Busca que el dominio que visitas (la dirección completa de la página que sale arriba en el navegador) sea https, el protocolo seguro y no el habitual http. Normalmente te pedirán la caducidad de la misma y los tres numeritos de la parte de atrás.

Existe también la posibilidad de pago contrareembolso, la única con la que podrás pagar con dinero contante y sonante cuando un mensajero llame a tu puerta con el paquete de tu compra.

LOS PELIGROS. Nunca tu banco se va a poner en contacto contigo por medio de un email. Ellos te lo recuerdan siempre que tienen oportunidad. Se sabe, se comenta hasta el hartazgo, pero la gente sigue cayendo en estas trampas y hay “malos” que están ganando muchísimo dinero con esos incautos. Desconfía. Te tendría que dar igual que te digan que tienes un descubierto o que tus cuentas han sido forzadas y que te tienes que meterte a cambiar contraseñas. No, de  ninguna de las maneras. Da igual que los enlaces que recibas tengan aspecto corporativo, con los logos, los colores o incluso una ruta de aspecto financiero. Ahí está la gracia, puede que estés sufriendo un Phishing, una suplantación de identidad.

Desgraciadamente la seguridad informática va por detrás del fraude. Hay comandos de especialistas en este tipo de cosas. Lo primero que hará esta gente antes de meter mano en tus dineros es robarte la identidad. Para ello pueden realizar llamadas telefónicas haciéndose pasar por quien sea. Por muchos datos personales que tengan asegúrate antes de completar su información, llámales tú a ellos, pide que se identifiquen.

También es conveniente que guardes los recibos de todas las compras. Te protegen los mismos derechos que en una tienda física y si hay que devolver o reclamar algo lo vas a agradecer.  Recuerda que el plazo de devolución se ha ampliado de 7 a 14 días. También ten una carpeta con los resguardos y papeles de todo, ya sea física o lógica. Y tanto una como la otra que no estén accesibles. La lógica se puede cifrar fácilmente con un simple Windows (botón derecho, Propiedades, Opciones Avanzadas) o un programa exclusivo. Pero ten cuidado, si cambias de ordenador sin haberla descifrado no podrás acceder desde otro. Si es en soporte físico procura que no esté a la vista y si decides tirar papeles viejos cuidado no tengan números de cuenta. Mejor el fuego que la basura.

Hay otro consejo obvio pero que no hay que pasar por alto. Si un pirata se sienta en tu puerto informático va a mirar alrededor del ordenador para buscar contraseñas. Con que tenga una sola puede ir tirando del hilo y sacar las demás. El nombre de la mascota, la fecha del aniversario de bodas, del nacimiento y, desde luego, el apellido, no son buenas contraseñas. No las dejes en un post-it en el marco del monitor y trata de buscar otras complicadas con números, símbolos y mayúsculas. Recomiendan no poner la misma contraseña en todo, y tendrán razón. Pero claro, si tenemos que inventar una contraseña para cada cosa vamos a necesitar una carretilla de contraseñas y una memoria de elefante. Mejor tener dos o tres según el tema que sea, bancos, correos electrónicos y varios.

En el ordenador siempre antivirus, preferiblemente con módulo de internet y correo; también firewall activado, sin apenas excepciones y copias de seguridad de todo.

Por último el consejo estrella. Revisa tus cuentas, hay que saber lo que te cargan, de donde viene ese gasto. Ante cualquier cosa extraña, averigua de donde viene, a donde va y córtala. No siempre van a dejarte la cuenta a cero de un solo plumazo. Hay que tener los números controlados.

Rafael Jordá